¿Como invertir en el sector energético? Petroleo, gas natural, combustibles..

Hay muchas formas de invertir en este mercado. Una forma clásica de tener exposición al precio del petroleo (o gas natural) es comprando futuros sobre el mismo pero es algo que no recomiendo. Primero porque los futuros y todos los productos derivados son instrumentos complejos y apalancados (con excesivo apalancamiento) que pueden ser utilizados para realizar trading intradiario para aquellos que tengan nervios de acero pero no son recomendables para tomar posiciones a medio y largo plazo que es de lo que tratamos aquí. Existen también fondos cotizatos (ETF´s) que buscan replicar el precio del petroleo o del gas invirtiendo en futuros. En este caso la diferencia con el futuro es que no hay capital mínimo para invertir y no tenemos que ocuparnos de los vencimientos de los futuros y de realizar roll over. La parte negativa es que son tan volátiles como el futuro del petroleo y que no consiguen replicar siempre correctamente el precio devido a los vencimientos y el roll over.

El ETF mas famoso es USO que busca replicar el precio del petroleo West Texas. Sin enbargo tampoco me parece la mejor opción para tomar posición en el mercado energético. Para mantener una correcta exposición y reducir la volatilidad la mejor opción es invertir en acciones de empresas energéticas. Empresas que se dediquen al negocio del petroleo, gas, tanto exploración como comercialización, etc.

Aquí la forma mas sencilla si que es realizar nuestra inversión mediante un fondo cotizado o ETF. En este caso una buena opción es Energy Select Sector SPDR (XLE), un fondo que invierte en las principales compañías energéticas del SP500. Este fondo invierte en empresas que se dedican al petroleo, gas, combustibles o equipamiento para las exploraciones.

A dia de hoy las principales empresas que componen el fondo y el porcentaje que representa sobre el total de la inversión son:

Exxon Mobil (XOM) 16,83%
Chevron Corporation (CVX) 13,19%
Schlumberger N.V. (SLB) 7,90%
ConocoPhillips (COP) 5,00%
Occidental Petroleum (OXY) 4,40%
Apache Corporation (APA) 3,41%
Halliburton Company (HAL) 3,21%
Anadarko Petroleum (APC) 2,84%
Devon Energy (DVN) 2,69%
Marathon Oil Corp. (MRO) 2,65%

Las 10 primeras posiciones representan el 64,12% del capital del fondo. Las posiciones actualizadas y completas se pueden ver en la web del fondo.

Con este fondo participamos en grandes empresas que cubren todo el rango de explotación, elaboración y comercialización de productos petroleros y de gas así como suministros además de la prestación de servicios en los yacimientos petrolíferos.

Por supuesto si no quiere invertir en un ETF puede comprar directamente acciones de alguna de estas empresas pero con el ETF estamos comprando la participación en 41 de ellas por lo que reducimos la volatilidad y el riesgo además de ahorrarnos mucho dinero en comisiones.

Carbón

La mejor forma de beneficiarnos de la posible alza del carbón es inviertiendo en compañías mineras y empresas relacionadas con la industria del carbón. Al igual que con el petroleo si no queremos complicarnos la vida lo tenemos muy facil con otro ETF. En este caso Market Vectors Coal (KOL) un fondo cotizado que invierte el 67,8% en compañías mineras, el 16% en compañías de equipos para minería, un 10,5% en generación de energía con carbón y un 5,4% en empresas de tecnología relacionada con el carbón.

En cuanto a la inversión por países también está muy diversificada: En Estados Unidos un 53.60%, en China un 17%, en Indonesia un 11,30%, en Australia un 9,20% o en Canadá un 2,70% entre otros.

La lista total de inversiones por países así como las empresas en las que invierte y su ponderación se puede ver en la web del fondo.

Estos ETF´s cotizan en la Bolsa de Nueva York (NYSE) por lo que si su broker le permite operar en el mercado americano podrá comprar estos ETF´s como cualquier otra acción.

Preparandonos para la crísis energética. La inversión en Carbón, petroleo y gas

La catástrofe japonesa de Fukushima presionará aún mas al alza los precios de la energía a medio y largo plazo con un aumento de la demanda en petroleo, gas y carbón.

¿La nueva edad de oro del carbón?

El carbón hace tiempo que está viviendo una nueva edad de oro especialmente con China quemando el 40% de la producción mundial, lo que ha hecho aumentar la demanda global en un 70%.

Entre los grandes consumidores, después de China se sitúa Estados Unidos con el 18%, la Unión Europea 10% e India con el 8%. Entre todos ellos consumen el 75% del carbón que se comercializa anualmente.

Por si fuera poco la catástrofe nipona ha dejado herida de muerte a la energía nuclear y no solo en Japón. En los próximos años veremos un aumento en la demanda de otras energías como el petroleo, gas y por supuesto carbón, además de las energías renovables.

A pesar de su mala fama hoy en día hay suficiente tecnología para hacer del carbón una energía mas limpia, como las técnicas de captura de Co2. Una vez que el lobby nuclear ha quedado tocado tras el desastre de magnitudes aún desconocidas en las centrales japonesas veremos la cancelación de programas de mantenimiento y ampliación nuclear por Europa y USA lo que hará que fluya el dinero hacia un carbón mas limpio. En Estados Unidos y Europa el carbón comenzará a tener un peso mucho más alto en el mix energético.

Por tanto el carbón es un mineral a tener muy en cuenta en la configuración de nuestra cartera energética.

Petroleo y Gas

Al igual que con el carbón, aumentará cada vez más la demanda de petróleo y gas natural a la vez que decrece la oferta de energía nuclear. La posible extensión de las revueltas populares a paises del Golfo todavía creará mas inestabilidad presionando aún mas el precio del petróleo y el gas al alza.

Las acciones de grandes compañías petroleras y gasísticas pueden ser un buen refugio para una parte de nuestros activos en esta época turbulenta que tenemos por delante.