China espera evitar el caos inmobiliario y financiero

Dentro del ámbito de las finanzas a nivel internacional ya no es un secreto para nadie que el gobierno chino está durante los últimos meses apurando todas sus opciones para evitar la explosión de dos burbujas: la inmobiliaria y la del crédito.

Durante la última década China ha seguido con su ascenso imparable, llegando a convertirse a finales del pasado año 2009 en la tercera potencia económica mundial. Sin embargo la facilidad con la que tanto empresas como ciudadanos han accedido al crédito, sumado al crecimiento espectacular del precio de la vivienda, podrían hacer que el gigante asiático sufriera las dos crisis que se desataron a nivel mundial en su propio terreno, agravando aún más la ya difícil recuperación económica global.

Tanto se está agravando la situación que al parecer según fuentes chinas el gobierno habría apurado antes del Nuevo Año chino las ejecuciones de disidentes políticos, e incluso tampoco disidentes, ya que numerosos funcionarios del Estado podrían haber redactado informes para los ministerios en donde anunciaran un inminente peligro de explosión de la burbuja inmobiliaria y la financiera, algo que el gobierno dictatorial habría asumido como un peligro que podría filtrarse a la prensa y empeorar las inversiones extranjeras en suelo patrio, con lo que sería necesario quitarlos del medio antes de que la situación se agrave.

A la par que aumentan las ejecuciones, también el Banco Central ha decidido exigir más a la banca privada antes de que la economía siga en marcha, y es la segunda vez que lo hace en lo que vamos de año.

Para algunos expertos esta podría ser la señal de que el gobierno teme una inminente caída en picado de la economía. La noticia de una caída económica en China no solamente debería preocupar a sus ciudadanos, ya que cualquier indicio de crisis allí arrastraría irremediablemente a todos los países asiáticos, después los europeos y por último los americanos. No en vano China es, desde hace años, el mayor comprador de deuda pública de los Estados Unidos y de muchos países de Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>