Proteccionismo vs. Libre comercio

Cuando las cosas van bien en una nación, la economía se desarrolla y hay una cantidad razonable y suficiente de trabajo para todos, la sociedad no se pregunta de donde viene esa estabilidad. Se cree que viene del cielo, de un ser omnipotente o simplemente fruto de la naturaleza de las cosas (tal como ver salir el sol por el horizonte cada mañana).

Pero cuando las cosas van mal, la sociedad busca culpables de manera inquisitorial, sin hacer preguntas que puedan derivar en razonamientos. Buscan objetivos fáciles, como disparos a bocajarro, a quemarropa. Sin sangre fría, al primero que pasa.

Ese es uno de los peligros del libre comercio. Tratar de razonar que una medida proteccionista (que protege) es perjudicial para la sociedad no es algo que pueda ser fácilmente asumido por la sociedad.

Las medidas proteccionistas no protegen a la economía, ni siquiera a la sociedad. Protegen a un colectivo (más o menos reducido) en perjuicio del resto que no está “protegido”. Los consumidores son especialmente perjudicados, pues al imponer medidas restrictivas al comercio están perdiendo la posibilidad de comprar o, cuando simplemente se sube el arancel, resultarles más caro el producto que realmente les interesaría de no estar estas medidas.

Este comenario al favor de libre comercio es debido a que USA va a subir los aranceles a la importación de los neumáticos chinos por fuertes presiones internas que lo piden insistentemente (junto a otros sectores).

Nos encontramos ante la paradoja de que aquella nación que obligo a Japón a abrir sus puertos al comercio extranjeros, ahora quiere cerrar sus puertos a la mercancia que viene de oriente (en su caso, de su occidente).

Hay mitos que empiezan a derrumbarse (o no). Será esta crisis que todo lo vuelve del revés.

2 pensamientos sobre “Proteccionismo vs. Libre comercio”

  1. Pingback: www.enchilame.com
  2. Ӏ enjоy what you guys аre usually up tοo.
    Such cleѵer work аnd repοrting! Κеep up the wοnԁeгful works guys I’ve you guys to my personal blogroll.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *