La compañí­a farmacéutica Pfizer planea recortar 10.000 puestos de trabajo

La empresa ha anunciado que cerrará dos plantas en EEUU, en Brooklyn, Nueva York; y Omaha, Nebraska; así­ como dos centros de investigación en Ann Arbor y Kalamazoo, en Michigan. También venderá otra planta y cerrará los laboratorios de Nagoya (Japón) y Amboise (Francia).

De esta forma, el número de plantas habría bajado a finales de 2008 a las 48 desde las 93 del 2003. Pfizer espera que estas medidas le permitan reducir entre 1.500 y 2.000 millones de dólares anuales para finales del año que viene, lo que se suma a los ahorros que esperaba como parte de un plan que ya estaba en marcha y con el que calculaba que se ahorrarían otros 3.000 millones de dólares por año.

La empresa señaló³ que espera poder destinar cerca de 3.000 millones de dólares anuales de estos ahorros anuales al desarrollo e investigación sobre nuevos medicamentos. De esta forma la compañi­a espera afrontar un estancamiento de sus ingresos para los años 2007 y 2008 en los niveles del 2006, fruto del fin de las patentes de una serie de medicamentos de grandes ventas.

Según los cálculos de los analistas, los ingresos que perdería Pfizer en concepto de la caducidad de patentes en los próximos cinco años son el doble de los ingresos que espera obtener por sus nuevos medicamentos. Esta mañana la compañí­a informó de que cerró el año 2006 con un beneficio de 19.337 millones de dólares, un 139% más que el año pasado, gracias a la venta de su filial de productos de consumo e higiene personal a Johnson & Johnson.

Si se descuentan los ingresos extraordinarios que reportó esta operación, el beneficio neto del 2006 fue de 14.982 millones de dólares, un 3,5% más que en el 2005. Los tí­tulos de la farmacéutica perdí­an en la bolsa de Nueva York un 0,45% hasta los 26,77 dólares.